La misión de la escuela primaria

La escuela primaria permite construir las bases del aprendizaje. Tiene que ser un lugar de éxito, autonomía y plenitud para todos, un sitio donde se despierte y se fomente el deseo de aprender, la curiosidad intelectual y la apertura de espíritu. Sus principales objetivos son de carácter pedagógico. Y el primero de ellos, que todos los alumnos lleguen a dominar las competencias básicas en francés y matemáticas al acabar 2º de Primaria, y los principales instrumentos del conocimiento al final de la escuela primaria.

Organización

La Educación Primaria está organizada en ciclos, para los que se establecen objetivos y curriculos a nivel nacional. Sobre estas bases, los profesores estructuran sus clases, teniendo siempre en cuenta los ritmos de aprendizaje de cada alumno.

Esta estructura en ciclos permite asegurar una progresión en el aprendizaje, desde Educación Infantil hasta Secundaria.

Formación y enseñanza dispensadas

A lo largo de Primaria los alumnos van adquiriendo los instrumentos fundamentales del conocimiento: expresión oral y escrita, lectura, cálculo, resolución de problemas. Suscita el desarrollo de la inteligencia, de la sensibilidad artística, de las capacidades manuales, físicas y deportivas. Ofrece elementos de la cultura científica y técnica, y educa el gusto por el arte visual y musical. La enseñanza de un segundo idioma extranjero y de una educación moral y cívica son también fundamentales. Esta formación fomenta en los niños el deseo y el placer de aprender y hace que se conviertan progresivamente en alumnos.

Objetivos

1.- Llevar a todos los alumnos a dominar el idioma y los conceptos matemáticos básicos.

Ya desde Educación Infantil se otorga la prioridad a la adquisición y el dominio del lenguaje. En Primaria, la lectura y la escritura ocupan una parte esencial en los horarios y programas.

Los currículos precisan los conocimientos y capacidades que deben adquirir los alumnos en el area de las matemáticas, donde tienen un lugar primordial la numeración y la resolución de problemas.

2.- Fomentar el acceso de todos los alumnos a la cultura

En Primaria se tienen muy en cuenta los aspectos culturales y tecnológicos de la formación del alumno: el aprendizaje de un idioma extranjero, la enseñanza de las ciencias, la educación artística y la formación a las nuevas tecnologías ocupan un lugar importante.

  • El aprendizaje de un idioma extranjero es obligatorio. Se basa en la comunicación, contribuye a la reflexión sobre el idioma francés y tiene en cuenta la diversidad cultural y plurilingüe.

  • La enseñanza de las ciencias pone en valor la investigación y la experimentación. Estimula la curiosidad y la capacidad de razonar del alumno. Fomenta la expresión oral y escrita y la búsqueda de información.

  • La educación artística pone en juego la emoción y el conocimiento, el acercamiento sensible a los objetos y a su representación, la atención estética y la producción. Está ligada por un lado a la Historia del Arte, y por otro a la enseñanza de la Historia.

  • El diploma de informática e internet (B2i primaria) establece y certifica las capacidades que debe haber adquirido un alumno al final de Primaria.

3.- Promover una enseñanza moral y cívica

Durante la escuela Primaria los alumnos deben comprender y adquirir el respeto por la persona, sus orígenes y sus diferencia, la igualdad entre hombres y mujeres y los valores de la laicidad. Comporta un aprendizaje de los valores y los símbolos de la República francesa, de su himno nacional y de su historia por un lado, y por otro el conocimiento y el respeto de los derechos del niño.

4.- Educar en el respeto al medio ambiente y en el desarrollo sostenible.

Los alumnos aprenden a actuar de manera responsable con respecto al mundo que les rodea, al medio ambiente y a la salud. Se les sensibiliza a la cuestión del desarrollo sostenible. Esta formación se efectúa de manera transversal y transdisciplinaria.

Fuente: eduscol.education.fr