La Educación Infantil se considera actualmente como una etapa normal en la escolaridad de los alumnos, en la que desarrollan sus capacidades fundamentales, perfeccionan el lenguaje y empiezan a descubrir el universo de la letra escrita, el de los números y el de otras áreas de aprendizaje. E fundamental, por lo tanto, que este primer contacto con el colegio sea positivo. En la etapa de Educación Infantil el niño aprende a ser autónomo, adquiere conocimientos y capacidades y empieza a emplear un lenguaje oral rico, organizado y comprensible por los demás. Si se consiguen estas metas los alumnos podrán enfrentarse con éxito a 1º de Primaria.

La Educación Infantil está organizada en tres cursos, 1º (“Petite -Section”), 2º (“Moyenne Section”) y 3º (“Grande Section”), en función de la edad de los alumnos. Estos tres niveles constituyen el 1er ciclo, o ciclo de los aprendizajes básicos.

La semana escolar consta de 26 horas en Educación Infantil.

El aprendizaje está estructurado alrededor de 5 áreas:

  • Adueñarse del lenguaje y descubrir el escrito.

  • Aprender a ser alumno

  • Actuar y expresarse con el cuerpo

  • Descubrir el mundo

  • Percibir, sentir, imaginar, crear

Fuente: education.gouv.fr