La enseñanza de idiomas – y concretamente LV2/INGLÉS – en nuestro centro se ha desarrollado mucho en los últimos 4 años. A partir de 6º de Primaria, las alumnas están agrupadas por niveles de competencias, a fin de facilitar el objetivo primordial de la comunicación – Marco Europeo – sin olvidar las interferencias culturales ni los conocimientos gramaticales y léxicos.

 Los temas abordados en clase, y adaptados a la edad de las alumnas, tratan sobre la vida diaria, las rutinas cotidianas como la comida, los medios de transporte, los usos y costumbres del mundo anglo-sajón… es decir que seleccionamos lo que puede parecer más cercano a las alumnas. Esto favorece en primer lugar un aprendizaje intercultural, para abordar en segundo término contenidos más complejos a través de la Literatura (sobre todo a partir de 1º de Bachillerato).

 Las alumnas realizan ejercicios muy diversos, como juegos de rol, breves representaciones teatrales, presentación de imágenes para revisar y mejorar el vocabulario de las emociones, visionado de películas sobre el tema estudiado, escucha de canciones para recordar tiempos verbales, talleres varios (crackers, huevos de Pascua…). Muchos factores son tomados en consideración cuando las actividades se realizan en el aula. Por regla general, las alumnas son muy exigentes y aprecian las actividades que sean interesantes, que cumplan los objetivos y que cubran los contenidos lingüísticos y culturales del tema (gramática, vocabulario, sociedad…) así como la práctica de habilidades de comunicación.

 A menudo, el libro de texto es el soporte principal de las clases, pero los medios audiovisuales no se desprecian.

Nuestras alumnas realizan asimismo actividades interdisciplinares, relacionadas con otras asignaturas. Así, por ejemplo, en 1º de E.S.O., Inglés y Latín (Los Romanos y Britania), en 3º de E.S.O. y 1º de Bachillerato, Inglés e Historia (La Blitz et la 2ª Guerra Mundial) para que las alumnas comprendan que el aprendizaje de un idioma es una apertura a un mundo plural.

Todo ello ayuda a reforzar la identidad de las alumnas, les enseña a participar, a expresar sus propias ideas, a escuchar a los demás, en definitiva a trabajar en equipo.

El Departamento de Inglés se reúne periódicamente para programar, evaluar las actividades realizadas y establecer sus objetivos.